Berlin: La batuta de Barenboim sale en apoyo de los músicos autónomos en pleno parón

La batuta del maestro argentino-israelí Daniel Barenboim salió este domingo, en Berlín, en apoyo de los músicos autónomos, en pleno parón de la vida cultural por las restricciones derivadas de la lucha contra la covid-19.El patio de butacas completamente vacío de la Staatsoper Unter den Linden, la ópera berlinesa de la que Barenboim es titular desde 1992, fue escenario de un concierto con mucha carga emocional y sin aplausos. Su propósito era concienciar de la vulnerabilidad de los colegas que no están al abrigo de las instituciones públicas.”La supervivencia del tejido cultural alemán, y europeo, está en peligro. Vivimos tiempos difíciles. Y no sabemos cuándo volveremos a la normalidad”, afirmó Barenboim en un comunicado emitido previo al concierto. La salud es “obviamente prioritaria”. A continuación está la economía, a la que la cultura aporta su parte, recordó.El sector cultural se ha visto especialmente afectado por las restricciones en Alemania. En la primera fase de la pandemia -entre marzo y abril- sufrió ya un primer parón; desde el 2 de noviembre está de nuevo paralizado, lo mismo que la gastronomía, el ocio nocturno o los deportes en espacios cerrados.Se estima que el sector emplea en Alemania a 1,5 millones de personas -según cifras recientes de la secretaria de Estado de Cultura, Monika Grütters-. Unos dos tercios son profesionales autónomos, los más vulnerables por la actual situación de parón.BEETHOVEN, BÁLSAMO MUSICALBarenboim, al frente de la Staatskapelle (la orquesta de la Staatsoper) y con el pianista András Schiff como solista, interpretó el concierto número 4 para piano y la tercera sinfonía, “Heroica”, de Ludwig van Beethoven, el genio alemán del que este año se conmemora el 250 aniversario de su nacimiento.El concierto se ofreció en directo por las webs de la radiotelevisión pública berlinesa -Rbb- y de la Staatsoper. Se emitirá de nuevo mañana en la franja horaria nocturna por dicho canal de televisión. Desde la Staatsoper se ha invitado a quienes adquirieron entradas para conciertos cancelados que los canjeen por galas futuras. O que donen ese dinero a los músicos.AYUDAS DE 5.000 EUROS PARA LOS AUTÓNOMOSEl Ministerio de Finanzas anunció el viernes una nueva partida de ayudas a los autónomos de la cultura consistente en un pago único de 5.000 euros para el primer semestre del año próximo.Desde el inicio de la pandemia, el departamento de Cultura ha destinado unos 1.000 millones de euros a distintos paquetes de apoyo a la cultura, tanto a cines, como a salas de conciertos, teatros o clubes nocturnos -estos últimos siguieron cerrados incluso cuando se aliviaron las restricciones en los meses del verano-.La cultura aporta al producto interior bruto (PIB) alemán unos 100 millones de euros, según estimaciones de la secretaria de Estado Grutters. Desde el mismo bloque conservador de la canciller Angela Merkel -una reconocida apasionada de la música, que ha admitido reiteradamente lo doloroso que le resulta renunciar a los conciertos en vivo- se han calificado de insuficientes esos 5.000 euros.PLATAFORMAS PÚBLICAS PARA LOS INDEPENDIENTESBarenboim, ciudadano de adopción de Berlín cuyas opiniones tienen peso en todo debate público alemán, ha lanzado reiteradas alertas sobre la situación de la cultura desde el inicio de la pandemia.Este domingo prestó la Staatsoper a la causa de los autónomos. También lo están haciendo otras instituciones públicas, como la Konzerthaus de la céntrica plaza de Gendarmenmakt.Entre febrero y marzo pondrá gratuitamente tres de sus espacios o salas de conciertos a disposición de músicos autónomos, sean de música clásica, jazz u otros estilos.SIN SÍNTOMAS DE ALIVIOLa atención pública en Alemania está centrada ahora en la nueva reunión de Merkel con los líderes regionales, este lunes. Ahí se evaluará la evolución de la pandemia tras dos semanas de cierre parcial de la vida pública, que se espera se prolongue al menos todo noviembre, pese a la ralentización de los nuevos contagios.Para el Gobierno alemán, el factor esencial es la incidencia de infecciones por siete días y 100.000 habitantes. La media nacional se sitúa ahora sobre los 141 casos. El Instituto Robert Koch (RKI), competente en la materia en el país, marca la pauta de los 50 contagios por ese cómputo de población y margen de tiempo como límite a partir del cual se entra en zona de riesgo.En sucesivos mensajes a la población, Merkel ha advertido de que se está ante un “duro invierno” y ha rogado encarecidamente a la población restringir al máximo movimientos y contactos personales.La opinión mayoritaria respalda la cautela de la canciller. Según el último “Politbarometer” de la televisión pública ZDF, un 58 % de los ciudadanos las considera correctas, un 26 % opina que deben endurecerse, mientras que un 14 % las ve exageradas. EFEMostrar Comentarios

Source: La batuta de Barenboim sale en apoyo de los músicos autónomos en pleno parón